Trastorno delirante. Alcohol y otras drogas

Es un trastorno psicótico en el que predominan las ideas delirantes de tipo persecutorio o celotipico. Se trata de un trastorno psicótico-orgánico inducido por diversas sustancias psicoactivas, no siendo específico del alcoholismo ya que puede ser secundario al consumo de psicoestimulantes u otras sustancias psicotrópicas.
El de tipo persecutorio se caracteriza por la convicción irreductible de ser perjudicado por otras personas que pueden ser las figuras de autoridad o incluso el propio médico. El paciente se siente víctima de una conjura de las autoridades que quieren calumniarle hasta hundirle. Cuando estas ideas delirantes paranoides se acompañan de alucinaciones auditivas, el diagnostico diferencial con la esquizofrenia resulta difícil.
Las ideas delirantes pueden ser también de celos de la pareja, un delirio sismatizado en el que el paciente tiene la convicción irreductible de que su mujer le es infiel. Esta infidelidad puede llegar a ser grotesca ya que la pareja puede ser una mujer anciana y enferma o creer el paciente que su mujer se entrega indiscriminadamente a un gran número de hombres, que pueden incluir a determinadas autoridades y al propio médico. Esta convicción esta estructurada sobre “pruebas” que el paciente considera evidentes y que le pueden impulsar a cometer actos de violencia y crueldad.

(Noticia original: HelpAdicciones)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *