Una sola dosis de cocaína basta para alterar el cerebro

Científicos de la Universidad de Maastricht (Holanda) han comprobado que una sola dosis de cocaína altera directamente a nuestro cerebro, modificando la percepción de las emociones básicas e interfiriendo a la hora de reconocer emociones negativas como la tristeza o los celos. Los participantes que tomaron cocaína, bastó la primera dosis para provocarles más dificultades para reconocer las emociones negativas, en comparación con los que tomaron el placebo.

 

Una sola dosis de cocaína interfiere con la capacidad de una persona para reconocer las emociones negativas, como la ira y la tristeza. Esto podría obstaculizar su capacidad de interactuar en situaciones sociales, pero también puede ayudar a explicar por qué los consumidores de cocaína muestran mayores niveles de sociabilidad cuando están intoxicados, simplemente porque no pueden reconocer las emociones negativas”, explica Kim Kuypers, líder del estudio.

(Enlace a la noticia original: RPP Noticias)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *