Atención y Memoria

La memoria es, entre otras cosas, una capacidad o función de la vida psíquica (antes se decía “una de las potencias del alma”) que permite o hace posible que identifiquemos lo que somos para nosotros mismos y lo que son las personas y cosas que nos rodean y con los que nos relacionamos. Esto tiene mucho que ver con el modo de vincularnos con el mundo, el propio y el ajeno, a nivel consciente (memoria consciente, más ligada al “saber reconocible”) y memoria inconsciente (almacén de todo lo vivido y olvidado, reprimido, escondido…, pero que no desaparece y que tiene mucha influencia y poder sobre nuestro comportamiento).

OBJETIVOS:

  • El objetivo último y más importante tiene que ver con el principio básico de la salud psíquica: tener un equilibrio o integración personal con uno mismo y con el mundo exterior, es decir tomar conciencia del yo psíquico, asumiendo los temores, dificultades y placeres de la vida individual y grupal.
  • Lograr que los/as usuarios/as recuperen la identidad del yo, minimicen el riesgo de deterioro mental y mejoren sus relaciones sociales y su integración en el grupo de Compañeros/as de Atiempo.
  • Activar algunos de los sentidos básicos (vista, oído…)
  • Activar algunas de las funciones mentales esenciales (concentración, procesamiento de estímulos y la información, capacidad asociativa, agilidad en las respuestas….)
  • Promover el respeto al grupo y las relaciones sociales y con el entorno
  • Potenciar los recursos individuales que nos facilitan muchos de los recursos para la vida (laboral, afectiva, social, intelectual….)

CONTENIDOS

En el taller realizamos habitualmente dos actividades que corresponden básicamente a las dos funciones mencionadas:

  1. Actividades que requieren Atención, y que lo hacemos en forma de juegos mentales, casi siempre “juegos de corro”, como palabras encadenadas, ejercicios matemáticos, de cultura general, etc., y la dinámica más participativa que practicamos, implica a todos (aunque con la libertad individual si alguno no quiere participar ese día). Y cuando se producen errores hay que “pagar una prenda”.
  2. Ejercicios de Memoria: la prenda suele ser contar vivencias personales de épocas pasadas o presentes (memoria permanente o a corto plazo) y que proponemos de muy diversas temáticas.